miércoles, 29 de mayo de 2013

Negra Noche



Si. La noche estaba coqueta, despejada y amable. Una fría corriente de viento surcaba los cielos a manera de bandada de pájaros fantasmas, se colaba por la ventana y hacía danzar las cortinas... Justo unos minutos antes estaba fuera, mirando la noche de mayo con toda su galantería de lentejuelas negras, las nubes aparecían ocasionalmente como espuma flotando en la inmensidad de un color negro-violeta particularmente iluminado por un brillo ocasional de una solitaria estrella, pequeña, azul y fría, como yo... Entonces lo supe, había perdido mi boleto y me veía obligado a permanecer en ese espacio microscópico del universo, la realidad era un mal chiste a mi alrededor... mi realidad, un cielo como manchado de vino tino y unas nubes esponjosas como un ponqué... Fui absurdamente feliz entonces, pues tenia mucho más de lo que podía desear... me tenía a mi y a ese cielo pegajoso de lágrimas negro azabache....

Wilmar Ortiz
Mayo 29 de 2013

0 comentarios:

Publicar un comentario