lunes, 17 de junio de 2013

Por qué me gusta...


Me gusta probar sabores nuevos, escuchar sonidos diferentes, lanzarme a la metamorfosis y salir de los envoltorios sedosos de un tiempo de letargo. Me gusta cuando se rompen las telas y cae a mis pies la imagen fugaz de la mentira... Me gusta que me guste, me gusta encontrarle el gusto a todo lo que está a mi alrededor, a esa cerveza, a esa luna tras el edificio, a esos pájaros en la terraza, a los mosquitos en nube revoloteando en la mitad de la calle de una gran ciudad, me gusta esa mirada que me recuerda otra mirada, esa mujer con ese aire de fantasma, inexistente y tan viva a la vez, esa mirada, esas miradas, y luego esa ausencia deliciosa de "fue un gusto no conocerte"... Si, no lo puedo evitar, soy capaz de encontrarle gusto hasta al hermoso color rojo de mi sangre en la cortada al afeitarme, hasta a lo vulgar de un tumulto de personas deambulando, porque ahí, entre toda esa simplicidad e indiferencia, está escondido el secreto que mueve mis pasos dia tras dia... ahí estoy yo, en cada rincón que puede albergar aunque sea un segundo mi mirada, mi atención, mi impresión, esa infantil sensación de asombro con lo sutil...

Junio de 2013

0 comentarios:

Publicar un comentario